Reducción de Jornada

La reducción de la jornada laboral consiste en las horas de trabajo que les corresponden a los empleados/trabajadores, según la clase de jornada que se encuentra establecida de acuerdo con el contrato.

La reducción de jornada es cuando un trabajador pasa a trabajar una jornada parcial en lugar de una jornada completa, la cual disminuiría el cómputo de horas laborales. Por lo general, los trabajadores que se ajustan a esta reducción de la jornada laboral, suelen hacerlo con el fin de buscar una conciliación entre su trabajo y su vida personal y familiar.

Tipos de jornadas de reducción

Existen dos clases de reducción de jornada, las cuales se clasifican de la siguiente manera:

Por solicitud del empleado

Los empleados tendrán la posibilidad de pedir la reducción de la jornada laboral por diversas causas según la normativa:

Motivos de guarda legal; cuando hay que hacerse cargo de un menor de 12 años y/o a alguna persona que padezca una discapacidad. De igual forma, tener un familiar de hasta segundo grado de consanguinidad, el cual no se pueda valer por sí mismo debido a algún padecimiento, accidente o edad avanzada.

En este caso, el empleado puede solicitar una reducción que vaya de un octavo, hasta la mitad de la jornada laboral, siendo el salario del trabajador proporcionalmente reducido.

Cuidar hijos por motivos de tratamiento y/u hospitalización a causa de algún padecimiento grave. En estas circunstancias, la reducción mínima será de la mitad de la jornada, mientras que el máximo, no se encuentra definido.

Al igual que en el caso anterior, el salario se verá proporcionalmente disminuido.

Con el fin de pedir dicha reducción, los empleados deberán redactar una carta de reducción de jornada, a través de la cual informarán a la empresa sobre la situación que están presentando.

Por solicitud del empresario

La empresa tiene la posibilidad de solicitar la reducción de jornada de un trabajador cuando haya motivos organizativos, técnicos, económicos y/o relacionados con la producción.

Si un empresario pide la reducción aunque no haya ninguna de las razones mencionadas, el empleado tiene derecho a una serie de medidas, siendo estas:

  • Apelar a la anulación del contrato.
  • Pedir judicialmente una resolución del contrato.
  • Demandar a la compañía por tal decisión.

Nota: si la reducción hace que muchos trabajadores se vean afectados, la empresa tendrá que llevar a cabo un expediente de regulación de empleo con el fin de poder tomar dicha acción.

¿Cuándo solicitarla?

La reducción de jornada se puede solicitar cuando se presentan los siguientes casos:

Hijos (con menos de 12 años) que se encuentra bajo el cuidado del trabajador

Dentro de las funciones que tiene la reducción de jornada, se encuentra el facilitar la conciliación laboral a aquellos trabajadores con niños, sobre todo a lo largo de sus primeros años.

Es por eso, que por esta razón se puede solicitar la reducción del horario laboral, no obstante, esto solo es válido hasta que los niños cumplen 12 años.

Familiares directos que requieran atención personalizada

Al tener un familiar directo que demanda una atención constante debido a problemas de salud, es posible solicitar la reducción de jornada, sin embargo y en este caso resulta preciso, que la relación entre ambos no sea mayor al segundo grado de consanguinidad, lo que significa que se puede apelar a la reducción cuando se trata del cuidado de padres, abuelos, hijos, nietos y/o cónyuges.

Cuidado de personas discapacitadas

Si tenemos al cuidado a una persona que tiene alguna discapacidad y no es capaz de cuidarse por sí mismo, entonces será posible pedir la reducción de jornada.

Hijos (con menos de 18 años) que se encuentren recibiendo tratamiento médico

Si un hijo que aún no ha cumplido los 18 años requiere de algún tratamiento que sea de larga duración y/o deba permanecer hospitalizado, se podrá solicitar la reducción de horas laborales.

Únicamente se deberá comprobar que dicho tratamiento se encuentra autorizado por el Servicio Público de Salud. De igual modo, se puede apelar a dicha prestación, cuando se presentan casos de pre-adopción.

En cualquier caso y después de haber aplicado la reducción, el salario del empleado será reducido un octavo como mínimo o un 50% como máximo.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar