Introducción a la Motivación Laboral

La ambición y la determinación son cualidades valoradas en la empresa, incluso también son una garantía de eficiencia diaria, pero el estrés o el aburrimiento pueden dañar tu motivación.

Y es que un empleado motivado se convierte en un medio de contagio para el resto de sus compañeros, trabaja a gusto, más rápido, con calidad y fomenta entre los demás un buen clima laboral.

La motivación laboral debe estar presente días tras día, de tal manera que estos procuren avanzar más allá de lo que significa sus actividades diarias, aportando ideas y dando soluciones oportunas al mismo tiempo que se mantiene un ambiente de competencia sana y productivo.

¿Cómo podemos definir la motivación?

La motivación es la habilidad que tienen las personas que dirigen una empresa, de mantener relacionados y comprometidos al colectivo de trabajadores para que estos aporten todas sus capacidades con el propósito de conseguir los objetivos trazados.

La motivación se convierte en consecuencia en un potente motor que empuja la productividad, que impulsa el bienestar y la satisfacción tanto personal como profesional de cada miembro de la plantilla al sentirse plenamente identificado con lo que hace y con la empresa.

Parte del éxito de las gerencias de Recursos Humanos, es fomentar que las personas pongan mucho de su estilo en el puesto de trabajo, es decir que sean ellos mismos. Pero mantener motivados a los trabajadores no siempre es una tarea sencilla, se necesita experiencia, empatía y conocer los tipos de motivación que existen.

Tipos de motivación que existe

Por el origen

Motivación intrínseca

Esta es ajena a la empresa, más bien proviene de la satisfacción personal del empleado y la identificación con lo que hace.

Motivación extrínseca

Todo aquel estimulo que provenga de fuentes externas al empleado, tales como reconocimientos públicos u otras técnicas que aplican las empresas entran aquí.

Por el carácter del estímulo percibido

Motivación positiva

Es la motivación que proviene de alguna recompensa y reconocimiento lo cual refuerza el buen comportamiento.

Motivación negativa

Tiene lugar cuando el empleado recibe alguna reprimenda o castigo producto de un comportamiento incorrecto.

Nivel de necesidad

Motivación primaria

Esta se pone en manifiesto cuando el empleado solo actúa en función de satisfacer las necesidades mínimas necesarias.

Motivación social

La cual obedece a la necesidad de aceptación que tiene el empleado en un determinado grupo social dentro de la empresa.

Hay otros aspectos que consciente o inconscientemente influyen en la motivación del trabajador, muchas empresas son conscientes de lo importante que es la integración de cada nuevo miembro y por lo tanto generan estrategias para facilitarlo.

Estos son los aspectos más recurrentes:

Onboarding

Es una estrategia que se aplica para que desde el mismo momento de su ingreso, el nuevo empleado se sienta parte de la empresa y le sea más rápida la adaptación al puesto de trabajo.

La autonomía en el puesto de trabajo

Una buena forma de que el empleado se sienta motivado e importante, es permitiéndole cierta autonomía para tomar decisiones y aportar ideas tanto como soluciones.

Condiciones laborales

Aparte de un buen salario que ya de por sí es muy motivador, el contar con flexibilidad en los horarios, bonificaciones asociadas a objetivos específicos y otros incentivos favorecen la alineación del trabajador con los objetivos empresa.

Puesto de trabajo

Un puesto que ofrezca proyección de carrera y cierta comodidad influye positivamente.

Ambiente laboral

Lo ideal es que todos se sientan identificados con la empresa y sus valores, después hay que fomentar las relaciones interpersonales con el trabajo en equipo y la competencia sana, que se entienda que cada uno es parte del éxito de la empresa.

Las empresas tienen al alcance diferentes técnicas para motivar a sus empleados, ya es potestad de cada una valerse de una o varias al mismo tiempo con la finalidad de obtener un equipo de colaboradores remando en un mismo sentido para el beneficio de todos.

Estas son algunas de las que puedes poner en práctica:

Definición de funciones y objetivos

Es responsabilidad de la empresa definir los objetivos, el tiempo para cumplirlos y como se van a lograr así el equipo puede trabajar de forma organizada para conseguirlos

Promoción laboral

Debe estar estrictamente ligada a la preparación del empleado y su desempeño, es una excelente manera de reconocer el trabajo individual y motivar

Política de incentivos

Los incentivos extra también son un buen reconocimiento del alcance de objetivos específicos, viajes, bonos y otros premios es lo que por lo general obtienen los empleados por este concepto.

Las principales fuentes de motivación que podemos encontrar

Si se quiere que la empresa siga siendo viable, los gerentes deben motivar a los empleados. Deben adaptar a su idioma, en caso de tener trabajadores extranjeros, modificar su modo de gestión si es necesario, pero también mejorar su comunicación.

Así que estos son las principales fuentes de motivación en el trabajo:

La remuneración

Esta es una palanca clásica y un motivador indiscutible. Sin embargo, esta debe tener un impacto duradero en la motivación de los empleados.

La remuneración no es lo único que puede motivar a un empleado, ya que si lo piensas bien, esto puede ser tanto un motivador como desmotivador, aunque una cosa es cierta, se debe implementar un dispositivo motivacional adecuado.

Las condiciones de trabajo

Por ejemplo, disfrutar de una cierta autonomía en la vida cotidiana es una fuente de motivación para el empleado. Además de poder trabajar en locales amplios o tener horarios flexibles.

La gestión y la comunicación

Estos dos elementos son muy importantes en el proceso de motivación, de hecho, un gerente de comunicación les permite a los empleados tener una visión clara.

¡Motivar mediante el diálogo social es innegable! De hecho, la limitación de conflictos y la facilitación del diálogo contribuyen al bienestar del colaborador. Este último estará mucho más involucrado y motivado.

El desarrollo de habilidades profesionales

Aumentar el conocimiento, por ejemplo mediante tutoría o capacitación, permitirá al empleado evolucionar dentro de la empresa, para ser más autónomo pero también más efectivo.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar