Las PYMES

Una PYME es un término que se utiliza para definir a las pequeñas y medianas empresas. Estas  pueden dividirse en tres categorías que son microempresas, pequeñas empresas y medianas empresas.

Categorías de una PYME

Microempresa

  • El número de empleados en una microempresa debe ser de 10 o menos.
  • La facturación anual de una microempresa tiene que estar por debajo de los dos millones de euros.

Pequeña empresa

  • El número de empleados en una empresa pequeña debe estar entre 10 y 50 empleados aproximadamente.
  • La facturación anual de una pequeña empresa se encuentra por encima de los dos millones de euros, no obstante está por debajo de los 10 millones de euros.

Empresa mediana

  • El número de empleados en una empresa mediana debe ser de 50 a 250.
  • La facturación anual de una empresa mediana supera los 10 millones de euros, no obstante se encuentra por debajo de los 50 millones de euros.

Ocho ventajas de las pymes

Ser una pequeña empresa también puede ofrecernos algunas ventajas muy claras y a su vez  impresionantes. Por esta razón, vamos a aprender cómo obtener ciertos beneficios que nos ayudarán a mejorar nuestra pequeña empresa.

 

1. Tiempo de respuesta más rápido a las necesidades del cliente

En una pequeña empresa, es menos probable que los problemas más complicados que tienen  los clientes se agraven ya que el propietario lo sabrá mucho antes y tomando en cuenta esto tomará medidas.

Las grandes empresas a menudo se toman un período bastante prolongado para reaccionar a las quejas de los clientes.

Sin una larga cadena de mando, complejas burocracias llenas de todo tipo de políticas y procedimientos comunes a las grandes empresas, podemos responder mucho más rápido a las preocupaciones que tienen nuestros clientes.

2. Puedes controlar las preguntas y preocupaciones de los clientes de inmediato

Puedes ofrecer un número de teléfono; al igual que estar disponible todas las noches, fines de semana y días festivos.

Los clientes saben que pueden ponerse en contacto de una manera fácil con contigo, para ayudarlos a resolver sus problemas con su producto o servicio, siendo esta una gran ventaja.

3. Capacidad de ofrecer un servicio personal contínuo a los clientes

Una ventaja extremadamente importante aun siendo pequeños es que te encuentras en una mejor posición para proporcionar un servicio más personal a los clientes.

Estos confían en las empresas que les ofrecen una atención personal sincera, responden bien a las empresas que conocen sus nombres y recuerdan detalles sobre transacciones anteriores.

Realmente es un gran orgullo que los clientes digan que han estado haciendo negocios con la compañía desde hace muchos años, en cambio es menos probable que un gigante del marketing masivo muestre algo de preocupación.

4. Puedes enviar a los expertos por un precio menor

Muchos propietarios de pequeñas empresas se someten a una ardua preparación para convertirse en expertos en sus campos antes de diversificarse y comenzar un negocio.

Por ejemplo, una pequeña empresa publicitaria puede estar dirigida por el antiguo director creativo de una gran agencia publicitaria o el propietario de una productora de vídeo puede ser un director de una empresa independiente de películas.

Debes aprovechar el trabajo de calidad, combinado con tarifas razonables, dos aspectos importantes que crean valor y podrían formar la base para establecer un aumento de los clientes más leales.

La idea es que tus clientes te vean como un especialista a pesar de su tamaño.

5. Menores gastos generales

Al ser pequeño, tu negocio requiere menos recursos para utilizar y al mismo tiempo mantenerse.

Cuando los costes generales son más bajos, esto puede permitirle ofrecer un precio más barato e incluso socavar un gran competidor. Puedes vender más que las grandes corporaciones obteniendo un mayor porcentaje de negocios dentro de un nicho muy estrecho, incluso puedes identificar tu enfoque y obtener buenos resultados con un margen de beneficio menor.

6. Más ágil y flexible

Las pequeñas empresas son más flexibles y están menos atadas por políticas y procedimientos.

Cuando un cliente se queja de un vendedor, por ejemplo, es muy probable que el cliente escuche que las políticas establecen eso. Los empleados no pueden extender un mejor servicio al cliente porque sus manos están atadas por la compañía política. Como resultado, los clientes insatisfechos que perciben que sus necesidades no son importantes para la empresa se van.

Para mantener a los clientes felices y satisfechos, puedes ajustar fácilmente una política; no es necesario pasar por la junta o el departamento legal para aprobar cualquier cambio en las políticas del negocio.

Esta flexibilidad fomenta la confianza y la lealtad entre los clientes.

7. Rápido para reaccionar a las cambiantes condiciones del mercado

Ser flexible también se relaciona con la capacidad de reaccionar rápidamente a las cambiantes condiciones del mercado.

Debido a su pequeño tamaño, la mayoría de las pequeñas empresas se ven obligadas a ser innovadoras si quieren competir. Debes tener en cuenta que tu pequeña empresa no tiene los recursos con los que cuentan las grandes empresas, por lo que la única forma de competir es crear algo creativo, nuevo y diferente.

La mayoría de los especialistas en marketing masivo no pueden reaccionar tan rápido a las cambiantes condiciones del mercado, pero puedes hacerlo.

Puedes realizar cambios en tu inventario, facturación, nuevos productos u otros procedimientos más fácilmente en respuesta a las necesidades cambiantes de los clientes.

8. Puedes trabajar más de cerca con los clientes para corregir las deficiencias de la compañía

En las grandes empresas, a menudo existe una gran brecha entre los clientes y los formuladores de políticas.

Los dueños de pequeñas empresas a menudo están en primera línea, y las políticas se pueden cambiar según sea necesario. Para mantenerse al frente del juego, puedes monitorear los comentarios de los clientes, especialmente aquellos que han cambiado de compañías más grandes a su pequeña empresa y responder a ellos de inmediato.

La clave para resaltar contra las grandes empresas es hacer las cosas que estas no hacen. Tu pequeño tamaño tiene sus ventajas, mucho más que las mencionadas anteriormente.

Deja un comentario