La Importancia de las Auditorías

Cuando se realiza una auditoría de estados financieros, esta se basa en la hipótesis de que la empresa existe y continuará existiendo en el futuro.

Por lo tanto, los criterios para registrar las partidas de activo y pasivo que se utilizan para verificar, son específicos, y se aplican solo para estos casos, destacando que son muy distintos a los que se aplicarían en una empresa que va a liquidar.

Bajo la responsabilidad del auditor queda el obtener las evidencias adecuadas y suficientes que le permitan suponer que se trata de una empresa en funcionamiento o si hay algún indicio inequívoco de que  su incapacidad para continuar en funciones, todo antes de proceder con el informe de auditoría.

Claro está, el que no haya indicios de incertidumbre sobre la continuidad de la empresa no quiere decir que más adelante surjan condiciones o circunstancias que impidan de hecho su continuidad, el auditor no tiene la facultad de predecir estos hechos y solo debe fundamentar el informe en base a las evidencias e información obtenida.

De acuerdo a la norma, estos son los requerimientos a seguir:

Seguir un procedimiento de valoración del riesgo y actividades relacionadas

El auditor comienza conociendo a la empresa que audita y al entorno, debe ser capaz de determinar si la dirección de esta hizo una valoración previa respecto a la continuidad de su empresa, prestando atención en aquellas situaciones o circunstancias que generen dudas durante el proceso de auditoría.

Evaluar la valoración realizada por la dirección

Siempre refiriéndonos a la continuidad de la empresa, el auditor debe someter a revisión el mismo periodo que valoró la dirección el cual debe ser como mínimo los doce meses siguientes y al último cierre de ejercicio, esto para contrastar y asegurarse de que se hizo de forma correcta.

Periodo posterior al que ha sido valorado por la dirección

Es tarea del auditor obtener información relevante de la dirección, con respecto a los hechos posteriores al último cierre que puedan representar dudas sobre la continuidad de la empresa.

Puede darse el caso de que la empresa esté recibiendo auxilio financiero con el aval de los bienes del o los accionistas, en cuyo caso habría que examinar la capacidad de estos para cumplir con el compromiso de pago. El auditor puede y debe solicitar toda información sobre los términos y condiciones bajo los que se concedió tal apoyo financiero y para determinar la continuidad del negocio.

Otros procedimientos que se aplican en caso de detectar hechos o condiciones

Tras el análisis, se discute con la dirección de la empresa sobre la prognosis de los flujos de efectivo y de los beneficios, entre otros.

Se analiza y se somete a discusión los últimos estados financieros intermedios de los que la empresa dispone, la verificación de los términos de los préstamos y si hubo incumplimiento, revisión de las actas de reuniones de socios a fin de determinar la mención de dificultades financieras,  verificación de la existencias de litigios con el área de asesoría jurídica y si existe alguna opinión sobre las repercusiones financieras en la entidad, estos entre otros permiten que el auditor obtenga mayor información para plasmar en su informe.

Las conclusiones y el informe de auditoría

Tras una exhaustiva revisión y habiendo obtenido evidencia más que suficiente, el auditor determinará si existe o no incertidumbre material que genere dudas respecto a la capacidad de la compañía de continuar funcionando.

Implicaciones que tiene el informe de auditoría

Uso incorrecto de la hipótesis de compañía en funcionamiento, cuando esto sucede el auditor puede expresar en las notas a los estados financieros su opinión desfavorable al criterio utilizado por la dirección.

Uso correcto de la hipótesis de compañía en funcionamiento

Aun y cuando exista una incertidumbre material, en este caso el auditor emite su opinión y además añade información que enfatiza sobre la existencia de la incertidumbre material detectada, su posible repercusión en la continuidad de la empresa y los estados financieros, donde se revela la información al respecto.

Ausencia de voluntad por parte de la dirección

Para ampliar su valoración en caso de que así lo solicite el auditor, lo cual será considerado en el informe de auditoría

Comunicación con los directivos de la empresa auditada

El auditor debe informar a los responsables de la empresa sobre los hechos surgidos durante la auditoría que son suficientes para generar dudas razonables respecto a la continuidad de la empresa, solo cuando los hechos suponen una incertidumbre material.

También se revisará si la empresa utilizo de forma correcta el principio de funcionamiento en los estados financieros, si la información revelada en los eeff es correcta y las implicaciones para el informe final.

Las auditorias son vitales para una empresa, porque aportan un valor adicional a la información financiera que permite a terceros, llámese bancos, entidades de financiación u otros, obtener una información confiable,  por tal razón si en un proceso de auditoría se genera un retraso anormal en la aprobación de los estados financieros por parte de quienes tienen a cargo la dirección, el auditor se debe poner el alerta e indagar cual es el motivo de tal demora y si hay indicios de que este obedece a los hechos relacionados con la valoración de la capacidad de continuar en funcionamiento, deberá a aplicar los procedimientos de auditoría adicionales anteriormente especificados.

Las condiciones que generan dudas significativas sobre una empresa en funcionamiento, pueden ser de Origen financiero, Operativo u Otros.

Entre los financieros tenemos

Fondo de maniobra negativo, alta dependencia de préstamos exigibles en el corto plazo destinados a financiar activos a largo plazo, ratios financieros de importancia desfavorables, suspensión de pago de los dividendos o aplazamiento, incapacidad de honrar los compromisos con proveedores.

Los operativos

Salida de miembros importantes de la dirección sin nadie que los sustituya, dificultades laborales.

Otros

Procedimientos de carácter legal o administrativos pendientes contra la empresa que pudieran generar reclamaciones que no están en capacidad de corresponder.

Para una empresa en funcionamiento es importante determinar tanto los factores que suponen duda una razonable respecto a su continuidad como los factores que sirven para moderar estas circunstancias.

Deja un comentario