El Contrato de Trabajo

Básicamente el contrato de trabajo se trata de un convenio que se firma entre el empleado y el contratante. En dicho contrato no solo se establecen los derechos, también todas las  responsabilidades que tienen ambas partes, es decir, tanto el trabajador como la empresa.

El contrato de trabajo es de vital importancia para el trabajador, ya que en el mismo se pueden establecer cuáles son los beneficios que tendrá el trabajador y al mismo tiempo cuales son los deberes que el mismo debe cumplir para la empresa donde trabaja.

¿Cómo está compuesto el contrato de empleo?

El contrato de trabajo también se le conoce como acuerdo de empleo o contrato de empleo,  establece tanto los derechos como las responsabilidades que tiene el empleado y el contratante.

Para ser más específicos, el contrato de empleo o de trabajo requiere lo siguiente:

  • Salario. Cada contrato tendrá la información detallada sobre el salario que se haya pactado.
  • Horario. Existen casos en donde dicho contrato tendrá incluido los días y las horas que el empleado va a trabajar.
  • Duración del trabajo. En el contrato debe aparecer de manera específica la duración  que la persona acepta trabajar en determinada empresa. Existen casos en donde esto puede ser un periodo de tiempo duradero. Por otra parte, puede que se llegue a un convenio determinado para que la duración de dicho pacto sea más concreta. Incluso también se puede establecer que la duración sea de un tiempo más reducido, teniendo la posibilidad de ampliar ese período de tiempo.
  • Responsabilidad en general. En cada contrato se puede detallar las diferentes obligaciones y a su vez todas las tareas que el empleado debe cumplir mientras se encuentre en la empresa.
  • Confidencialidad. Lo más probable es que se firme un convenio de confidencialidad de manera separada, no obstante y en ocasiones, el contrato puede contener una declaración donde se trate la confidencialidad.
  • La comunicación. En caso de que el trabajo del empleado tenga que ver con las actuales redes sociales, correo electrónico o algunos sitios web, en el contrato de trabajo se puede añadir un punto donde la empresa mantiene tanto el control como la propiedad de cada uno de esos medios.
  • Beneficios. El contrato de empleo debe establecer claramente cada uno de los beneficios que se prometen, como por ejemplo un seguro de salud, vacaciones, entre otros.
  • Posible competencia a futuro. En algunos casos el convenio de empleo incluye un pacto de no competencia que también se le conoce como NCC. Dicho acuerdo establece de forma clara que después de abandonar la compañía, el empleado no puede realizar ningún tipo de trabajo que lo ponga en una competencia directa o indirecta con la empresa.

Pros y contras de un contrato de empleo por escrito

Hacer un contrato de forma escrita tiene grandes ventajas, como por ejemplo especificar de manera clara el trabajo a realizar, cuáles son sus obligaciones y a su vez los beneficios.

No obstante, debemos asegurarnos de leer detenidamente cada uno de los elementos que se encuentran establecidos dentro del contrato antes de colocar nuestra firma. También tenemos que asegurarnos de que nos sentimos cómodos con todo lo que establece el contrato en general.

Debemos tener en cuenta que romper el contrato puede traernos graves  consecuencias legales.

Por esta razón, es necesario que estemos completamente seguros de que podemos cumplir con cada una de las partes que se encuentran establecidas dentro de dicho acuerdo por escrito. Si en el contrato dice que debemos permanecer en el área de trabajo durante por un tiempo específico, entonces es necesario que estemos seguros de que podemos hacer lo que establece el convenio.

De igual manera, si el contrato dicta límites sobre los lugares donde podemos trabajar después de abandonar la compañía, entonces lo que se recomienda hacer es considerar realmente si estamos cómodos con lo establecido.

¿Qué son los contratos de empleo implícitos?

Los contratos de empleo implícitos son aquellos que se deducen de comentarios que se realizan durante una promoción de trabajo o entrevista, como ejemplos podemos decir lo siguiente:

Un contrato implícito se deduce partiendo de antecedentes, acciones o declaraciones de trabajo que tenía anteriormente el contratante.

Mientras se realiza la entrevista, es posible decirle a un empleado potencial que el puesto de trabajo es permanente, pero esto podría cambiar en caso de que el mismo sea despedido por algún motivo relevante.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar