Calcular los días de vacaciones

Las vacaciones se tratan de uno de los derechos que posee todo empleado. La mayoría de las personas saben que la ley establece como mínimo “30 días naturales por cada año trabajado” donde se incluyen tanto los fines de semana como los días de fiesta.

Todas las empresas y/o convenios colectivos deben cumplirlo, y no tienen permitido modificar dicho número de días vacacionales, a menos que lo hagan con el fin de mejorarlo.

Aunque uno de los derechos más esenciales que poseen los empleados consiste en las vacaciones, y a pesar de que estas se encuentran establecidas en el Estatuto de los Trabajadores, es posible que se tengan varias dudas acerca de ellas, como por ejemplo:

¿Cuánto tiempo de vacaciones le corresponde a cada trabajador? ¿Cuándo deben realizarse? ¿De qué manera pueden repartirse para que todos estén satisfechos? Independientemente de si se es empleado o empresario, resulta fundamental conocer varios aspectos acerca de las vacaciones, como por ejemplo, los mencionados a continuación.

Calcular los días de vacaciones por mes

La distinción de días de vacaciones anualmente no altera la proporción de días de descanso que se pueden disfrutar, sino que afecta únicamente al cálculo de días de vacaciones por mes trabajado.

Con el fin de saber cuántas vacaciones le corresponden a un trabajador, es posible realizar una simple regla de tres tomando como base los 365 días del año y agregando los 22-30 días laborables establecidos en la ley.

Como resultado, se obtendrá el número de días de vacaciones que le corresponden a un empelado por el tiempo que ha trabajado.

La otra alternativa para calcular los días de vacaciones consiste en coger los meses laborales y si se tratan de días naturales, multiplicarlos por 2,5 días de vacaciones o en caso de ser días laborables multiplicar el tiempo de trabajo anual por 1.8 días de vacaciones mensuales.

Debido a los números usados para las operaciones, lo más seguro es que como resultado se obtenga un decimal, de modo que será preciso redondearlo de acuerdo al número decimal.

Vacaciones para media jornada

Los empleados que cuentan con un contrato por media jornada, tienen derecho a recibir los mismos días de vacaciones que poseen los empleados de tiempo completo.

Dado que la diferencia de horas se encuentra previamente determinada a través del sueldo que reciben durante su tiempo de vacaciones; lo que significa que el empleado a medio tiempo a lo largo de sus vacaciones percibirá el salario pertinente de acuerdo a su jornada laboral, el cual evidentemente, será menor al del empleado que trabaje durante la jornada completa.

¿Por cuánto se extienden?

A pesar de que el tiempo exacto por el que duran las vacaciones es generalmente determinado dentro del convenio colectivo o a través de un acuerdo, no es posible que bajo ninguna circunstancia, las mismas sean menores a 30 días naturales.

Es preciso hacer énfasis en los días naturales y no en los  laborables debido a que dentro de su cómputo se encuentran incluidos tanto los días festivos como los fines de semana.

Dicho de otro modo, los empleados tienen derecho a disfrutar de 2,5 días de vacaciones por cada uno de los meses que hayan trabajado. Sin embargo, hoy en día numerosos convenios colectivos deciden determinar las vacaciones según los días laborables, por lo que 30 días naturales pasan a ser 22 días laborables.

Es importante destacar que no es posible comenzar un periodo de descanso tanto en días no hábiles como en días festivos.

De igual forma y si las vacaciones coincide con días no laborables, dichos días serán contados como tiempo de descanso al momento de contarlos como naturales y no como hábiles. Asimismo, hay que tener en cuenta que dicha duración de los días de vacaciones no solo no es posible que sea reemplazada de manera económica, sino que además no se pueden acumular.

No sucede igual cuando se trata de la terminación del contrato; ya que en este caso, los trabajadores que no hayan logrado disfrutar de sus vacaciones tendrán derecho a una indemnización monetaria equivalente al tiempo de vacaciones que les corresponderían.

¿Cómo elegir las vacaciones?

vacaciones

No es posible elegir libremente las vacaciones, las mismas tienen que ser determinadas a través de un acuerdo entre el empleado y el empresario.

Sin embargo, siempre es conveniente saber lo que se estipula en dicho convenio, ya que en varios de ellos existen normas concretas acerca de cómo establecer las vacaciones, como por ejemplo, “deben tener lugar entre el primero de junio al último día de septiembre”.

Por eso lo mejor suele ser que el convenio al cual se haya llegado entre ambas partes se encuentre por escrito, de este modo será posible prevenir posibles inconvenientes a futuro

No obstante, aún queda la duda sobre, ¿de qué manera impedir problemas durante la determinación de las vacaciones? Y es que tomando en cuenta cada aspecto mencionado en el convenio acerca de las vacaciones, lo mejor será tener un criterio de adjudicación.

Un ejemplo en estos casos es que varias empresas suelen regirse a través de un criterio de antigüedad, por lo que aquellos empleados con mayor tiempo trabajando para la empresa tienen la oportunidad de escoger primero, otro criterio muy apropiado consiste en establecer la cantidad de empleados que podrán salir de vacaciones al mismo tiempo.

A través de reglas como estas, será más sencillo establecer un calendario de vacaciones, además de lograr que los empleados intercambien turnos o negocien entre ellos los días de vacaciones de cada uno.

De cualquier modo, los empleados tendrán que conocer las fechas que le corresponden a cada uno de ellos al menos con dos meses de antelación, previo al inicio de las vacaciones. Mediante dicha anticipación, existirá la posibilidad de conseguir un punto de equilibrio donde todas las partes involucradas se encuentren de acuerdo.

De igual modo, desde recursos humanos y/o la dirección de la empresa intentarán ser justos con el tiempo de vacaciones de cada empleado; lo que significa que si un trabajador salió perjudicado un año, se le compensará más adelante.

 

Deja un comentario